Soraya Sáenz de Santamaría y Enric Juliana

slidder Soraya Saenz de Santamaría

La crisis económica, política y social de España

06 de junio de 2012

La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reclamó ayer un “pacto por la modestia en España”, una modestia entendida como cualidad que permita pasar el trago de austeridad para “volver a crecer”. Y por clarificar los términos, Sáenz de Santamaría ensayó que “quizá la modestia que necesitamos sea volver a ese carácter estoico de los españoles. Ese espíritu recio y robusto que hay que poner en valor” y que a su juicio se disipó durante el periodo de bonanza.

Lo decía la vicepresidenta en el marco de una charla con el director adjunto de La Vanguardia, Enric Juliana, cuyo guante —el pacto de la modestia— recogía con motivo de la presentación en Madrid de su último libro Modesta España (RBA), ayer en el auditorio del Centro de Arte Reina Sofía, un acto al que asistieron el presidente del Congreso, Jesús Posada; la titular de Trabajo, Fátima Báñez; el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle y el arzobispo castrense, Juan del Río, así como diputados y senadores de todo el arco parlamentario, representantes consulares de Italia, Colombia y México, entre otros, y bajo los auspicios del presidente del Patronato del Reina Sofía, Guillermo de la Dehesa, de su director, Manuel Borja Villel y del presidente de RBA, Ricardo Rodrigo.

Extracto de La Vanguardia, Pedro Vallín, 7 de junio de 2012